Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol (Lledó)  

La iglesia de Santiago Apóstol sigue un modelo propio de las zonas rurales, dispuesta únicamente para cubrir las necesidades espirituales de las gentes del lugar, sin más pretensión que la de dar cabida en su interior a un grupo de personas. Sus muros muy anchos, su escasez de vanos, su nave única y su trazado rectangular le confieren ese sentido arcaico, próximo al románico, de indudable valor por ser el reflejo de la humilde vida de las gentes que la levantaron. La obra fue construida al final de la primera mitad del siglo XIV, por un reducido grupo de picapedreros, entre los que no había ninguno especializado en el modelado de imágenes, según se deduce de su escasez.

La planta es de una sola nave de salón, cubierta con bóveda de cañón apuntada, con abside plano, cerrado por una bóveda de crucería. La luz natural del interior es escasa. La portada se abre en el hastial y está formada por seis arquivoltas apuntadas, apoyadas en un friso de capiteles palmiformes. Sobre ella hay una ventana, que concentra el mayor interés ornamental de la obra, ya que está decorada y partida por maineles con sus capiteles esculpidos con cabezas y elementos vegetales y todo ello enmarcado por un arco, apoyado sobre una cabeza humana y un animal.Externamente el conjunto es muy homogéneo y austero, llamando la atención la ausencia de contrafuertes.


  • Ruta: Ruta del Gótico


Cerrar

 
     
");